‘The Economist’ pide a Rajoy negociar con Cataluña y a Puigdemont cancelar el 1-O

viernes, 22 septiembre, 2017

“Una crisis constitucional que amenaza su unidad”.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, debería negociar con Cataluña y ofrecer una reforma de la Constitución, y el de la Generalitat, Carles Puigdemont, desconvocar el referendo del 1 de octubre, dice hoy en un editorial la revista británica The Economist.

Bajo el título “Los medios inconstitucionales de Cataluña hacia un fin indeseable”, la publicación explica lo sucedido los últimos días y constata que España afronta “una crisis constitucional que amenaza su unidad”.

Subraya que la consulta secesionista convocada por el Gobierno catalán, suspendido por el Tribunal Constitucional español, vulnera la Carta Magna española e insta a Puigdemont a desconvocar “el temerario referéndum”.

La revista dice que Rajoy ha concedido al presidente de la Generalitat “una victoria propagandística innecesaria” al “jugar al gato y al ratón con las urnas”.

“ES SU OBLIGACIÓN INTENTAR ARREGLARLO”

The Economist admite que “una gran mayoría de los votantes (de Rajoy) en el resto de España le apoyan en parte porque rechaza ceder al nacionalismo catalán”.

“Pero algo importante va mal en España y es su obligación intentar arreglarlo”, asevera.

“La democracia requiere consenso además de la aplicación de la ley”, prosigue la publicación conservadora.

The Economist opina que “los cambios constitucionales, especialmente el derecho a la secesión, deberían ser difíciles, pero no imposibles”, y recuerda que los referendos en Quebec y Escocia no llevaron a la independencia.

“Rajoy debería estar menos a la defensiva: debería intentar negociar un nuevo consenso con Cataluña, y ofrecer reescribir la Constitución para permitir los referendos de secesión, pero solo con una mayoría clara y una participación alta”, propone.

“UNA VERDADERA AMENAZA A LA DEMOCRACIA DE ESPAÑA”

La revista, que tiene una circulación de unos 1,3 millones de ejemplares, advierte de que la crisis en el Estado español se está convirtiendo “en una verdadera amenaza a la democracia de España” y “es importante para el resto de Europa que se resuelva con sensibilidad”.

El precedente que se siente en Cataluña afectará a otras naciones con aspiraciones separatistas, desde Escocia a la región ucraniana de Donbas, alerta.

The Economist recuerda que muchos catalanes quieren el derecho a decidir, pero que los sondeos reflejan que sólo en torno a un 40 % apoya la independencia.

“Seguramente quedarían satisfechos con un nuevo acuerdo que les diera competencias más claras, les permitiera conservar más de su dinero y reconociera simbólicamente su sentido de ser una nación”, concluye.

Fuente: ElHuffingtonpost.es

Deje su comentario:

Nuevo Lector

Email
Nombres
Paterno
Materno

Descargar

Descargue Acrobat Reader