El enviado de Trump a Davos: “Los burócratas de Bruselas no gestionan bien la UE”

Miércoles, 18 Enero, 2017

Scaramucci es el enviado de Trump a la reunión anual del Foro Económico Mundial en la localidad suiza de Davos y explica así lo que piensa el nuevo presidente de la Unión Europea. «Trump no quiere que la UE desaparezca. Él piensa que los dirigentes, los parlamentarios, los burócratas de Bruselas no gestionan bien la UE para los países a los que debe servir».
Así se expresó en un encuentro informal con enviados especiales de los principales medios de comunicación desplazados al Foro, entre ellos EL MUNDO.

Pese al inusualmente rudo tono de la primera potencia mundial con su principal socio occidental como es la UE, Scaramucci, ex dueño del hedge fund Skybridge, pasa por ser el más diplomático del equipo de Trump. A su juicio, al nuevo presidente le preocupa la deriva europea por lo que supone para el crecimiento mundial. «Está demostrado en EEUU que cuanto más peso tiene el sector público en el PIB, más se ralentiza el crecimiento económico». «Un peso del Gobierno razonable es bueno para la gente, pero si es excesivo, termina siendo perjudicial», sostuvo en la línea tradicional del Partido Republicano. «El malestar cunde en la UE. Los burócratas de Bruselas toman decisiones que afectan a la gente en Manchester o en Roma sin comprender las implicaciones que tienen en esos territorios». Scaramucci ve el atenuante de que la Comisión Europea, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo intentan de buena fe aplicar las reglas de manera uniforme, pero cree que eso no funciona, porque «las circunstancias laborales o de balanza comercial, por ejemplo, son distintas».

¿Cómo quiere Trump que funcione la UE entonces? «Las multinacionales actúan pensando en los mercados locales. La UE debería operar como una multinacional», resume Scaramucci. Éste prevé «una buena relación de Trump con la UE», solo «si se equilibran las relaciones comerciales». Espera que haya finalmente un acuerdo comercial -no mencionó expresamente la llamada Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP)- pero no se mostró convencido.

Previamente, ante el auditorio del Foro de Davos, Scaramucci incidió en la generosidad de EEUU con Europa tras la Segunda Guerra Mundial. «EEUU lanzó un Plan Marshall y firmó acuerdos comerciales para mejorar el bienestar de los europeos», subrayó. Pero cree que es hora de reequilibrar la balanza. «Llamamos a esos acuerdos de libre comercio, pero son libres de forma asimétrica. Lo que pedimos ahora es más simetría en esos acuerdos comerciales», recalcó en un mensaje válido para todo el planeta. «Si los chinos creen en la globalización tienen que aceptar esa simetría», dijo señalando que lo que es bueno para la clase media estadounidense es bueno para el mundo por su capacidad de compra. Con ese argumento llegó a proclamar ante el auditorio: «Trump puede ser una de las últimas esperanzas de la globalización».

Intentó así salir al paso del discurso del año en Davos pronunciado horas antes por el presidente de China, Xi Jinping. Éste, que es también secretario general del Comité Central del Partido Comunista Chino, sorprendió por el entusiasmo con el que defendió la globalización. «Ha impulsado la libre circulación de bienes y capitales», llegó a resaltar el jefe del Estado de China, que trabajó en el campo en su juventud durante la llamada revolución cultural.

En contraste, como si tuvieran los papeles cambiados con el dirigente chino, el ex financiero de Wall Street Scaramucci se quejó de la falta de atención de la globalización con la clase trabajadora. «Hay que centrarse en devolver poder a la clase trabajadora, si se actúa de forma burócrata o simplemente diciendo a la gente que esto hay que hacerlo porque es bueno para ella y punto, esto no va a funcionar», afirmó el enviado de Trump, que recordó que en la historia europea desde Napoleón, «al nacionalismo le sigue el militarismo».

«La globalización es un arma de doble filo», admitió Xi Jinping, pero no hay que acabar con la globalización, sino «reorientarla para mitigar sus efectos negativos».

Es el primer jefe de Estado de China que habla en el Foro Económico Mundial, considerado el cénit del capitalismo mundial, y plantó cara a las amenazas proteccionistas de Trump. «Nadie saldrá vencedor de una guerra comercial», advirtió. Scaramucci replicó que EEUU tampoco la quiere, pero no acepta el déficit comercial en favor de China. Para Xi Jinping «la economía mundial es un océano que no se puede trocear en lagos». «Hay que decir que no al proteccionismo. El proteccionismo es como entrar en una sala a oscuras (…) Tenemos que seguir comprometidos con el libre comercio», ha afirmado ante un auditorio de presidentes de multinacionales. Fue aplaudido hasta por el vicepresidente saliente de EEUU, Joe Biden.

El economista Xavier Sala i Martín, habitual de Davos, explica que China necesita frenar el proteccionismo, porque tiene exceso de producción que su población no consume. «Es el problema del exceso de oferta», subraya a este diario.

Xi Jinping dijo que quiere «una economía mundial abierta que nos permita compartir con todos las ventajas del océano (…) No nos acerquemos a la orilla cuando venga la tormenta porque nos estaremos alejando del océano». El dirigente de la segunda potencia económica mundial no mencionó expresamente a Trump, pero sus alusiones fueron claras presentando a los proteccionistas como «los que entran en cuartos oscuros». Incluso dijo: «La historia la hacen los valientes».

El líder chino dijo que también pondrá de su parte y dio a entender que abrirá más su economía a la inversión. De momento, pronosticó que seguirá creciendo al 6%, lo que no pueden decir en EEUU.

El presidente del Foro de Davos, Klaus Schwab, felicitó al líder chino. «Ha sido un discurso importantísimo en un momento histórico. Es muy importante su compromiso con la globalización». Se adhirió a Xi Jinping contra Trump y las corrientes proteccionistas en varios países europeos: «Vivimos en un mundo global, no podemos crear fronteras artificiales».

Por: Carlos Segovia

Fuente: ElMundo.es

Deje su comentario:

Nuevo Lector

Email
Nombres
Paterno
Materno

Descargar

Descargue Acrobat Reader