Deberes del Estado y la Sociedad

Viernes, 3 octubre, 2008

Es deber del Estado y la Sociedad es asegurar que las necesidades ciudadanas sean satisfechas. Para ello se debe “forzar” al Estado a “DESCENTRALIZAR”, otorgando la debida autonomía a futuros Centros Ciudadanos. Así se acaba la discusión acerca de la pasividad y la dependencia esclavista de instituciones impopulares. La nueva institucionalidad regional o comunal, sistema de auditoria social incluido, representarán el interés ciudadano por los asuntos estatales y societarios, asumibles con plena conciencia de los deberes, responsabilidades y sanciones cuando la corrupción y los errores irrumpen. Asumir la responsabilidad significa garantizar la “capacidad” de un correcto uso de los derechos. Por lo mismo, los programas de capacitación son necesarios e imprescindibles.

La reingeniería debe reformar en 100 % al Estado y este a la Sociedad. Su efecto estará dirigido a dispersar el poder, tanto de las elites como del excesivo poder estatal. No olvidemos que en el siglo XXI, es la sociedad la que manda y por lo mismo debe incluirse el equilibrio entre los intereses Sociales con los del Estado. Es decir Agencias para una Superintendencia que controla Asambleas Ciudadanas, Tribunales de Responsabilidad y Tribunales de Apelación Ciudadanos. La descentralización del Estado (vgr. Cargos electivos. Presupuestos. Fondos) respaldará la responsabilidad por nuevas cuotas de poder, tolerancia cívica, igualdad de derechos, participación en programas sociales, medios lícitos y hábiles de auditoría ciudadana, a objeto que sean también las “familias ciudadanas” quienes se sientan representadas en el control de la eficacia de las instituciones y políticas públicas.

Será básico que existan copulativamente, control equilibrado, instrumentos institucionales y procedimentales, en las organizaciones de este tipo. Alejemos así el peligro de la corruptela, la opresión de caciques territoriales y los intereses personalistas. La función pública general del Estado debe mejorar e incorporar sus cuotas virtuosas, velando por la sanidad, el medio ambiente, las buenas costumbres en todos los aspectos, incluso económicos, la ética o moral ciudadana y el noble ejercicio del deporte, la recreación y la cultura.

El Estado necesita de sus ciudadanos, sin recurrir a la opresión, sino a la participación. La coerción no valora la virtud pública ni el buen uso de sus talentos. Deben considerarse como talentos, la capacidad de votar en elecciones libres y representativas (sin binominal), la de aceptar la institucionalidad, la incorporación a las labores de seguridad como también la defensa del territorio y de la comunidad, la educación básica, media y superior, priorizando con equilibrios la técnica, para impedir el excesivo elitismo. Todo ello debe ser el objetivo central de la mente ciudadana objetiva. Como son los temas de apertura de la mente de los ciudadanos, sus capacidades de entendimiento, validación como comprobación, defensa legítima de intereses, separación de intereses personales respecto de intereses grupales o comunitarios, lealtad con la educación y la mantención de costumbres locales, con pleno respeto de las minorías y las etnias.

Los republicanos cívicos tendrán plena capacidad para integrarse en sus formas de coexistencia mas elevadas. Ello haría de la política una sana actividad que vuelva a tener un nicho digno y aceptado por la sociedad, esto es, las familias, el vecindario, los oficios, las profesiones, las actividades de todo tipo. Los republicanos tienen la virtud altruista de entender la política como el cultivo de vínculos personales, sin entrar a la desprotección de la vida privada o convertir la felicidad y la libertad de los entornos familiares en trópicos virulentos o violentos. El experto en justicia social Michael Walzer dice que la civilidad y no otro elemento, hacen posible la política democrática y ella se aprende “sólo y únicamente” en las redes asociativas de esa sociedad civil. Esos grupos son voluntarios y no permiten la falta de capacidad para vivir responsablemente. En esos grupos es posible formar carácter, competencias y capacidad ciudadana. Si no es así, esos grupos se disgregan y terminan, pues no lograron ni compromisos mutuos ni autocontrol.

Según Will Kymlicka y Wayne Norman (U. Ottawa) nuestra moderna democracia contractual ha mostrado estabilidad gracias a ciudadanos responsables, tengan ellos condición legal o actividad sin pertenencia. (Activos o Pasivos) Esta virtud nace por su:

(a) Vinculación Especial (científicos, especialistas, sociólogos, políticos), (b) Pertenencia Comunitaria (sindicatos, juntas de vecinos, centros comunitarios, clubes) (c) Identidad Nacional, Regional, Etnica o Religiosa, (d) Dependencia de los Programas de Bienestar (En Chile, masivos desde 1991), (e) Participación Política versus Apatía Electoral, (f) Tolerancia en trabajos grupales con diversidad de individuos, incluso conflictivos, (g) Capacidad para autolimitarse y Propósito de convivir ética y solidariamente, (h) Capacidad para sostener a las autoridades elegidas, (i) Responsabilidad frente a las peticiones y desafíos economicistas, (j) Decisión razonada en temas de Salud, Medio ambiente, Vivienda Social y del Estado.

Los apáticos no pueden ser despojados de su condición ciudadana; pero la Sociedad y el Estado tienen perfecto derecho a exigir requisitos mínimos ligados a la calidad de “buenos y responsables ciudadanos”. Esta sociedad debe ser necesariamente democrática, sin discriminar y con plena en participación (sin binominal) En lo posible, con plena autosuficiencia económica.

Jamás la desregulación de los mercados, la pérdida de derechos para la sindicalización, la rebaja tributaria como método para mejorar la tasa de interés de los inversionistas, las eliminaciones de planes de asistencia y el recorte de los seguros de desempleo, ha cumplido el objetivo derechista de propiciar la libre iniciativa, la confianza de los ciudadanos y la autosuficiencia económica. El neoliberalismo en el ámbito mundial ha causado malestar, voracidad e irresponsabilidad económica empresarial. La derecha en el mundo ha “desciudadanizado” y “desclasado”. Ha producido daño en vez de bienestar. Según el austrohúngaro vienés Karl Polanyi, la actividad estatal de cualquier naturaleza, es el único contrapeso a la ideología liberal mercantil que ha producido grandes desastres económicos y sociales en el mundo. Este sociólogo y economista ha probado que los Estados son mucho más efectivos para consolidar la ética procedimental del comercio que los propios empresarios en su gestión. Sostiene que la institucionalidad reguladora ha preservado la vida en las sociedades mercantiles y ayudó eficazmente a solucionar sus periódicas y capitalistas crisis, (dinero = mercancía). Prueba de ello es la seria influencia del intervencionismo estatal, las teorías sobre recesiones, depresiones y auges, como la introducción de la macroeconomía Todo debido al genio económico y político de JM. Keynes. USA le debe la superación de la crisis económica en la Gran Depresión a FD. Roosevelt quien usó para ello el Estado y el keynesianismo.

Alejandro García

2 Comentarios:

  1. Maria Orfelina Soto del Rio dice:

    Sin mayor comentario ni lectura , el tema de la descentralización ya está mucho tiempo sobre la mesa o mejor dicho en el ambiente , mi pregunta es ¿por qué no se ha resuelto?, los políticos dicen que es una traba para el desarrollo , y hasta ahora no se ha hecho prácticamente nada, el tiempo es oro , no sigamos hablando o escribiendo teorías que son sólo eso.

  2. carlos gallardo dice:

    Respondiendo al comentario de Maria Soto, la constitucion, desde 1833 estuvo sanjada la discusion entre centralismo y descentralizacion, o me olvidaba, que quizas la historia politica de chile ha sido, formulada a través de golpes de estado, con apoyo de las oligarquias centralistas y santiaguinas, o pongamos esto en algunos acontecimientos, 1829 (batalla de lircay), 1891 (guerra civil), 1925 (jorge alesandri y constitucion del 25), la actual pa que hablar de esa (golpe de esta del 73 y contitucion del 80) donde se consagran las reglas minimas de nuestra organizacion republicana, REGIMEN PRESIDENCIAL CON FACULTADES DESPOTICAS (la designacion de los gores o gobiernos regionales) si usted habla de tiempo, y sobre todo si es oro, cuando oro y plata ha corrido por las manos de nuestra sociedad, parece que le falta algo de Historia republicana chilena. el regimen politico chileno, estuvo sanjado hace ya bastante tiempo, solo que la ciudadania (sociedad civil) este empoderada para constituirse como una fuerza democratica y no tenga que estar coptada por grupos de poder facticos, como las alianzas o partidos politicos que sigan manteniendo este regimen que durante 200 años ha sido nefasto

Deje su comentario:

Nuevo Lector

Email
Nombres
Paterno
Materno

Descargar

Descargue Acrobat Reader